El spanglish: ¿Una lengua real?

En su artículo El (denominado) Spanglish en Estados Unidos: polémicas y realidades, la autora Marta Fairclough explica qué es el spanglish, unos aspectos controvertidos en el uso del spanglish y varios usos del español y del spanglish en Estados Unidos. Los argumentos suponen que, por un lado, el spanglish es una nueva lengua y, por otro lado, el spanglish sea una amenaza al español.

Sin embargo, no se ofrece en el artículo ninguna estrategia de cómo usar el spanglish, ninguna definición ni ejemplo de cuál es un spanglish estándar ni ninguna razón de por qué se debería usarlo en lugar del español. Este ensayo investigará unas definiciones del spanglish, propondrá qué es el spanglish y, mientras que es posible que el spanglish pueda ser una nueva lengua, ofrecerá que una lengua estándar del spanglish ni es práctico en los contextos mencionados en el artículo ni es una amenaza al español.

Para lograr un buen entendimiento de qué es el spanglish, se debe investigar las definiciones de los hablantes tanto profesionales como comunitarios. Según Fairclough (2003), el spanglish es el uso de palabras “con o sin adaptación fonológica y morfológica… las extensiones semánticas… las traducciones literales de una lengua a otra… y… el cambio de código.” Mientras que hay una gran explicación en el artículo que trata del spanglish por Ilan Stavans, quien es el líder en los estudios del spanglish y, además, ha creado un diccionario de spanglish con más de 6.000 palabras, en una entrevista de podcast (tal vez una palabra del spanglish) Stavans describe el spanglish como “tanto el matrimonio como el divorcio, no sólo de dos lenguas… pero además de dos civilizaciones” (“Stavans”, 2016). Stavans agrega que se debe pensar en inglés pero comunicarse en español para tener la habilidad de hablar spanglish.

Mientras que Fairclough y Stavans están de acuerdo de que el spanglish consiste de cuatro aspectos diferentes, un canal de YouTube por el usuario FLAMA ofrece una estrategia en cómo hablar spanglish. El video chistoso propone tres maneras en que se puede hablar el spanglish: Ping ponging, Spanish drag y strategic English (“How to Speak Spanglish”, 2014). Según el video, el uso de ping ponging, o sea, lo que Fairclough refiere como el cambio de código, es más efectivo con una mayor cantidad de cambios entre los dos idiomas. El Spanish drag sigue siguiendo la definición de extensiones semánticas por Fairclough, por ejemplo, el hablante crea la palabra brunchear, diciendo que “necesitamos brunchear” (“How to Speak Spanglish”, 2014). Parece que los hablantes del spanglish tanto profesionales como comunitarios tienen en cuenta las mismas ideas de la definición del spanglish y de cómo usarlo.

Sin embargo, no se debería aceptar todas dichas definiciones del spanglish mientras se habla del spanglish como una nueva lengua. Para comenzar, Fairclough no ofrece ejemplos claros en su artículo, por ejemplo, pone las palabras yarda y carpeta en categorías diferentes. En realidad, son dos palabras en inglés pero terminan en –a, lo que se refiere como el español mock en el libro Spanish Speakers in the USA (Fuller, 2013). La única diferencia es que carpeta tiene un significado diferente en español, lo que sigue apoyando la idea de que el spanglish puede ser una nueva lengua, o sea, tiene un significado diferente en español que en spanglish.

Las traducciones literales no se deberían ser consideradas como spanglish porque implican un cierto sesgo o prejuicio por o contra el hablante. Es decir si un estudiante de español dice “tener en mente”, sería corregido con la expresión “tener en cuenta.” Este concepto de prejuicio se aplica además en el caso del español mock, o sea, si un angloparlante dice “hey amigo, how are you?”, sería considerado como el español mock. Sin embargo, sería considerado como el spanglish cuando un hispanohablante nativo dice carpeta o “tuve un bueno tiempo (Fairclough, 2003). La paradoja es que no debería ser un requisito el habla de dos lenguas para aprender o hablar una nueva lengua.

Esta paradoja además maniobra la definición del spanglish como un cambio de código en que no hay ningún requisito o ninguna regla para determinar cuáles son las palabras inglesas y españolas para usar o cuándo usarlas. De hecho, Stavans (2016) dice que no hay dos usuarios del cambio de código que cambian el código en la misma manera y que el oyente debe tener un buen entendimiento de cada lengua para entender el hablante. Otra vez, no debería haber ningún requisito de hablar dos otras lenguas para hablar otra lengua separada. No se debería considerar el cambio de código como una definición del spanglish en referencia de una nueva lengua. Para solidificar el spanglish como nueva lengua, se debería aceptar sólo la definición de la adaptación de palabras como brunchear o carpeta.

Si la definición de un spanglish estándar siguiera basándose en la definición de la adaptación de palabras y expresiones inglesas al español sin el cambio de código, sólo experimentaría un cierto nivel de éxito limitado. Es decir, Fairclough explica que la realidad del spanglish en Estados Unidos en la literatura, la enseñanza, los medios de comunicación y en el mundo de negocios es que se usa el cambio de código y cualquier otro tipo de spanglish que parece cómodo. Según sus estudios, el spanglish no es sólo una mezcla de dos lenguas, sino una expresión de comunidad y “una clave que sólo puede ser descifrada por aquéllos que son parte de la comunidad” (Fairclough, 2003). Esto coincide con lo que Fuller (2013) dice sobre encontrar la identidad por la lengua, “la identidad no se ve como la fuente pero como el resultado de la práctica lingüística.” Simplemente, la mezcla tanto de las lenguas como de las etnias de los hispanos en Estados Unidos ha creado una cierta identidad en el spanglish.

Como resultado, el spanglish tiene un gran papel en la literatura, la enseñanza, los medios de comunicación y en el mundo de negocios, lo cual se puede observar en los anuncios, los términos tecnológicos y en las comunidades hispanas en general. Aunque la mayoría de los estadounidenses tal vez piensen que el spanglish sólo les ha sido dirigido a los hispanos, hay un gran mercado para apelar a los estadounidenses también. Por ejemplo, los artistas Ricky Martin, Shakira, Jennifer Lopez y Pitbull han experimentado un gran nivel de éxito en Estados Unidos debido a su uso del spanglish en la música.

Además, un buen ejemplo de la utilización del spanglish tanto en los medios de comunicación como en el mundo de negocios es Taco Bell. Para comenzar, su más popular mascota por mucho tiempo era un chihuahua que decía “yo quiero Taco Bell”, su eslogan ahorita es “live más” y tiene un trato con Doritos para usar sus recetas para preparar los Doritos Locos Tacos. El autor John M. Lipski (2008) describe este concepto como “la proliferación de los restaurantes de comida rápida psuedo-mexicana”, lo cual sigue quedando los estereotipos de los mexicano-americanos. Es decir que la audiencia no es los hispanos, sino cualquier persona que quiere una mezcla de la comida mexicana y una actitud festiva de los estadounidenses, los cuales tienen una percepción en el mundo como afortunados y cómodos. De hecho, según su reporte anual del año 2014, Taco Bell abrió 156 nuevos restaurantes apenas en la India (“Yum! Brands 2014 Annual Report”, 2015). Esta empresa obviamente sabe cómo utilizar una campaña basándose en el spanglish con inteligencia cultural para atraer a los clientes tanto estadounidenses como extranjeros.

Finalmente, ni el spanglish corriente ni un spanglish estándar puede ser una amenaza al español debido al gran poder del español en el mundo y el hecho de que se debe hablar el inglés y el español para hablar el spanglish corriente. Según un reporte reciente de CNN, el Instituto Cervantes reportó que Estados Unidos tiene más hispanohablantes tanto nativos como bilingües que cualquier otro país, con excepción de México, en todo el mundo y que 2,2% del mundo habla español (Melendez, 2015). Esto no significa que el español va a desaparecer, de hecho, todavía hay 27 otros países hispanohablantes en el mundo y, además, otros países como las Filipinas tienen una gran cantidad del español en sus lenguas (Spanish411.net). No puede ser una lengua estándar el spanglish con el uso del cambio de código. Debido a eso, siempre se necesita aprender el español estándar y el spanglish sólo puede existir en países donde se habla tanto español como inglés.

Para resumir, Fairclough y Stavans definen el spanglish como una mezcla del inglés y el español, ya sea por medio de traducciones directas, adaptaciones de palabras inglesas o el cambio de código. Para considerar el spanglish como nueva lengua, se debe definir exactamente qué es el spanglish y cuáles son las palabras usadas por la lengua. No se debería considerar el cambio de código como una definición del spanglish estándar porque requiere un entendimiento de dos otras lenguas para aprenderlo y sólo es la elección de usar una lengua en lugar de otra y viceversa. Además, no se debería aceptar la traducción directa como una definición de spanglish porque se usa expresiones no traducibles y, además, implica ciertos sesgos, prejuicios y referencias al español mock. Mientras que el spanglish ha experimentado un cierto nivel de éxito en los aspectos culturales como la música y el mercadeo de Taco Bell, se debería tener un buen entendimiento del español estándar antes de aprender un dialecto comunitario o regional. Por eso, es mejor en el mercado global aprender el español estándar con un alto nivel de profesionalismo y, luego, aprender un dialecto regional del español o aprender el spanglish para poder comunicarse tanto profesionalmente con las empresas como personalmente con la comunidad.

 

 

Obras Citadas

Fairclough, M. (2003). El (denominado) Spanglish en Estados Unidos: Polémicas y realidades.

JSTOR.

FLAMA (2014, September 24). How to Speak Spanglish – YouTube. Recuperado el 18 de

febrero de 2016, de https://www.youtube.com/watch?v=RVnJ4odvlHc

Lipinski, J.M. (2008). Varieties of Spanish in the United States. Washington, D.C: Georgetown

University Press.

Melendez, P. (2015, July 1). More Spanish speakers in U.S. than Spain, report finds – CNN.com.

Recuperado el 18 de febrero de 2016, de http://www.cnn.com/2015/07/01/us/spanish-speakers-united-states-spain/

Spanish411.net. (n.f.). Spanish Speaking Countries. Recuperado el 18 de febrero de 2016, de

http://www.spanish411.net/Spanish-Speaking-Countries.asp

Stavans, I. (2016, January 17). Clickear Here – The Mash-Up Americans. Recuperado el 18 de

febrero de 2016, de http://www.mashupamericans.com/listen/podcast-ep-6-clickear-here/

Yum! (2015). Taco Bell Divisons. Yum!. Recuperado el 18 de febrero de 2016, de

http://www.yum.com/annualreport/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *